¡Colabora!
0
Ni por cincuenta millones
Game Boy Advance

Ni por cincuenta millones

Aprovechar el tirón de una película o una serie para hacer un videojuego no es nuevo, pero hacerlo de un concurso es algo más raro de ver

Por Gladiator,
0 0 0


A finales de los noventa un concurso de televisión presentado por el inefable Carlos Sobera se coló en la parrilla de programación. En síntesis el concurso consistía en contestar correctamente a una serie de quince preguntas, tipo test, para tratar de alcanzar la cifra mágica de cincuenta millones. Ni que decir tiene, que al igual que había ocurrido en otros países, el concurso pronto caló entres los espectadores y alcanzo un notorio éxito.

Las preguntas podían versar en muy distintas materias y su dificultad iba en aumento conforme pasaban las rondas, esto hacía que los concursantes que deseasen llegar lejos en el concurso tenían que tener vastos conocimientos en casi todos los campos de la cultura. Para hacer más liviano el cometido, los concursantes contaban con la posibilidad de utilizar tres comodines, aunque su uso no garantizaba en modo alguno encontrar la respuesta. Los comodines eran de tres tipos y podían ser utilizados a conveniencia del interesado, el primero de ellos, denominado del cincuenta por ciento, anulaba dos de las cuatro posibles respuestas, dejando al concursante en muy buena disposición para acertar la pregunta. El segundo de ellos, el comodín de la llamada, permitía al concursante la posibilidad de llamar a un amigo o conocido que le pudiera facilitar la respuesta, por métodos más o menos convencionales, en un tiempo máximo de treinta segundos. Por último, el denominado comodín del Público, servía para realizar un rápida consulta entre los asistentes al concurso, y obtener una respuesta no muy fiable basada en la opinión mayoritaria.

La última regla del concurso estipulaba que cualquier participante perdería todo el dinero que llevase acumulado al fallar una pregunta salvo que hubiese superado la quinta o décima pregunta en cuyo caso tendría como fijo el importe logrado hasta esa pregunta, eso sí, el concursante podía plantarse en cualquier momento manteniendo lo ganado hasta ese instante.

Al parecer alguien creyó que esta formula televisiva podría tener cierta aceptación en el mercado del videojuego, por lo que no tardando mucho se lanzaron diferentes versiones para todo tipo de plataformas como Playstation, Dreamcast, PC..., circunscribiéndose la mayoría de ellas al mercado americano pues era allí donde el concurso, bajo el nombre original de Who wants to be a millionaire, había alcanzado las mayores cotas de éxito.

Si extraño es que un concurso de televisión de su salto a videojuego, más extraño es todavía que lo haga a una plataforma con un mercado al que muchos califican de demasiado joven.
Tras usar el comodín del 50% las posibles respuestas quedarán reducidas a dos
Tras usar el comodín del 50% las posibles respuestas quedarán reducidas a dos
Al simular la llamada, recibiremos ayuda de nuestro interlocutor sobre la respuesta
Al simular la llamada, recibiremos ayuda de nuestro interlocutor sobre la respuesta
Afortunadamente el inasistente público del juego sí suele acertar con las respuestas
Afortunadamente el inasistente público del juego sí suele acertar con las respuestas

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 15 de Octubre de 2004
Desarrollado por: Zoo Digital
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×