Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Impresiones de los primeros episodios
PlayStation 4 Xbox One PC

Impresiones de los primeros episodios

Tomamos el control de Samuel durante unas horas e intentamos que no se muera asfixiado ni se caiga por las escaleras ni nada.

Por ,
0 0 0

La escena indie ha dado muchas cosas buenas al mundo de los videojuegos, pero una de sus mayores ventajas es su libertad, ese pensar fuera de la caja, como dirían los ingleses. Esto lo decimos porque hemos jugado a los cuatro primeros capítulos de Manual Samuel y estamos fascinados por su propuesta. En un principio, el título del juego puede sonar extraño y no saber muy bien a qué se refiere. Después de unos minutos, todo encaja y sonríes al ver el truco.

Sam es el protagonista del título, un chaval rico y mal criado cuyo narrador no tiene piedad con él. El tono de la narración es totalmente sarcástico y siempre está presente para indicarnos qué hacer o incluso reírse de nosotros. Comenzamos en una cafetería tomando una café con nuestra novia y tenemos que ir a pagar hasta la barra. Además de una clara crítica a Starbucks, notamos que el control del personaje es muy extraño: cada gatillo representa una pierna y tenemos que pulsarlos de forma alterna para andar e intentar no caer al suelo.

Esto no es nada, porque al cruzar la calle, un camión arrolla a Sam (no es spoiler, es el primer capítulo), y es cuando verdaderamente empieza el juego. Al caer, literalmente, al infierno, nos encontramos con la Muerte, una representación un tanto curiosa de ella, ya que habla como un negro del Bronx y viste de skater. Como Sam no ha trabajado nunca, la Parca le ofrece un trato: volverá a la vida si sobrevive un día entero teniendo que esforzarse al máximo en cada acción. Esto significa que tendrá que respirar, andar, incorporarse e incluso parpadear por él mismo.

Todo esto lo tenemos que hacer nosotros, manualmente. Si no respiramos, la cara de Sam se vuelve azul y acabará desplomándose en el suelo. Si no parpadeamos, la visión se empaña y no veremos nada. Y todo esto lo tenemos que hacer mientras jugamos y seguimos con los objetivos. Se podría decir que es una aventura en la que tenemos que ir completando minijuegos. Por ejemplo, llegamos a nuestro puesto de trabajo y tenemos que pedir la tarjeta que hemos perdido, pero hablar también nos cuesta mucho trabajo. Debemos acertar con las letras adecuadas si queremos que el guardia nos entienda.

Por ahora, por lo que hemos podido jugar, la propuesta de Manual Samuel nos parece interesante y divertida y no le falta dificultad. Queda por ver si la duración y la variedad de situaciones serán suficientes. Al menos, el título también cuenta con un modo cooperativo y contrarreloj, que todavía no hemos podido probar. Pronto daremos nuestro veredicto final sobre esta hilarante aventura.
La propuesta es divertida y desafiante.
Queda por ver lo que dura y la variedad de minijuegos.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, Rodri.
×