Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Con las escamas relucientes
PlayStation 4 Xbox One

Con las escamas relucientes

Bethesda nos recuerda eso de que saben hacer aventuras gigantes, tanto en un yermo radiactivo como en un medievo de fantasía.

0 0 0

El apartado gráfico es la principal mejora que encontramos en esta edición de Skyrim. Para empezar, lo obvio, mejora la resolución y la tasa de imágenes por segundo se queda constante en la treintena gracias al superior potencial de las máquinas en las que funciona (hablamos siempre respecto a las versiones de la generación pasada). En ambas plataformas corre a 1080p de forma nativa, con un resultado análogo al visto en Fallout 4 en cuanto a rendimiento se refiere. Las texturas han ganado en mucha calidad, por lo menos en el juego principal, porque en lo que se refiere a los mods no lucen tan bien en este aspecto. Pero no se han quedado en aumentar los dígitos por pura fuerza bruta, han tenido el detalle de aumentar la distancia de visionado, corregir en lo posible la aparición repentina de elementos y potenciar la iluminacion según corresponda la hora del día y el tiempo atmosférico.

Esta versión es muy buena como acabamos de comentar, pero hemos encontrado defectos que creemos se podían haber corregido. Para empezar, uno de los grandes reincidentes en los títulos de Bethesda, las animaciones. La sensación que tendremos es que las animaciones son las mismas que vimos en su día en la versión anterior, que a su vez parecían importadas de Oblivion, la cuarta entrega de The Elder Scrolls. Recomendamos encarecidamente jugar en primera persona frente a la tercera en la que vemos a nuestro avatar, se gana en inmersión y espectacularidad. La otra pega es que los modelados de los personajes no resulta tan cuidado como los escenarios o los monstruos. Hay mejoras, pero se nota que demasiado que cambiarlos como se merecen supondría demasiado trabajo en tiempo y esfuerzo. Al final, el binomio que forman el modelado y las animaciones afean el excelente trabajo realizado en otros aspectos del apartado técnico. Por último, nos queda el audio en Xbox One (y al parecer también en PC, versión que no hemos tenido la ocasión de probar). Todos los archivos de sonido están comprimidos a otra frecuencia y su calidad se resiente en comparación al original, algo que no debería ocurrir a estas alturas. Esperemos que recapaciten y lo arreglen con un parche.

Conclusiones

Justo cuando hemos acabado con todo el contenido descargable planificado para Fallout 4, Bethesda nos ofrece un título con el que compite de tú a tú en prestaciones y calidad. Esperamos que esto sea el preámbulo de la esperada sexta entrega, porque lo cierto es que ya toca. Esta versión de Skyrim no es perfecta ni mucho menos, pero sí que mejora sustancialmente lo visto en la pasada generación, recopila todo el material publicado en su día y proporciona a los jugadores que ya lo terminaron en su día la posibilidad de probar contenido nuevo mediante los mods. En el caso de no haberlo disfrutado, pocos títulos encontraréis mejores que éste y con el consigas amortizar tan bien tu dinero. A la memoria solo se nos viene el ya mencionado Fallout 4 y The Witcher 3. Si estas navidades solamente puedes permitirte un juego, no sería nada descabellado optar por la obra remasterizada de Bethesda. En eso es un valor seguro.
Las mejoras gráficas en escenarios y ambientación. Los mods. Sus dimensiones apabullan.
La calidad del audio. Las animaciones y los personajes no están tan mejorados.
Versión mejorada de un título casi perfecto. El añadido de los mods aporta el morbo de jugar a contenido realizado por los propios jugadores.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, Rodri.
×