Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Hijo de la ciencia
PlayStation 4 Mac PC

Hijo de la ciencia

PSVR nos sumerge en la búsqueda de nuestra amada.

0 0 0

Versión analizada: Playstation 4. Copia digital proporcionada por Sony.

Está de moda. Viene para quedarse. O por lo menos eso va a intentar. La realidad virtual ha llegado de la mano de Sony con PSVR, y de otras desarrolladoras al mundo del PC. Entre los estudios que han optado por respaldar esta tecnología encontramos a Untold Games, un pequeño estudio italiano que nos presenta su primer gran proyecto por episodios. Hablamos de Loading Human, videojuego ideado como una gran franquicia en este nuevo segmento de la realidad virtual. La finalidad de este equipo de trabajo es llevar la narrativa dentro del ocio electrónico a otro nivel, uno más inmesivo y profundo gracias a las posibilidades que ofrecen estos periféricos. Este primer título aparece tanto en el periférico de Sony como en Oculus Rift, y se puede adquirir como descarga digital o en formato físico por 39,99 euros.

Nuestro nombre es Prometheus y estamos en el siglo XXII. Por nuestra ventana vemos el glacial, siempre blanco, siempre amenazante, mientras que en el interior de nuestro refugio agotamos la lectura y las bebidas alcohólicas a partes iguales. Solo nos queda la inteligencia artificial del sistema como única réplica a nuestras chanzas, y solo nos queda la esperanza de que un día ocurra algo realmente interesante, como no despertarnos. Pero no todo fue así, al echar la vista atrás recordamos cuando llegamos a esta estación glaciar, recordamos cuando visitamos a nuestro brillante padre consumido hasta los huesos con la única esperanza de logran aumentar un poco más su vida sin tener que depender de una máquina. Y por supuesto la recordamos a ella. Cuando la conocimos y cuando nos enamoramos, por mucho que ahora nos duela verla inerte en su cápsula de salvamiento mientras esperamos un milagro. En nuestra memoria recordamos todo eso, mientras se nos agolpan las vivencias de lo que aconteció cuando nuestro padre nos encargó la misión de nuestras vidas.

Así arranca Loading Human, un historia de ciencia ficción que fusiona la soledad, el amor, la ciencia y la esperanza en una sola coctelera. Nuestro cometido será experimentar con todo lo que nos rodea mientras progresamos en la trama, mientras solventamos los puzles y tenemos las conversaciones que nos aportan conocimiento. Necesitaremos dos mandos Move para que la experiencia sea mejor, ya que cada uno de ellos simulará una de nuestras manos. De esta manera podremos coger vasos, botellas, archivos de textos para conoces más detalles o utilizar la colección vinilos de nuestro tocadiscos como improvisados frisbees. Los puzle suelen ser los típicos, como encontrar un objeto que nos permite continuar, localizar una contraseña para ponerla en el ordenador o pulsar los botones que nos indiquen. La complejidad llega por el propio entorno, lleno de objetos y lugares en los que rebuscar.

En realidad, la idea es buena y la historia, aunque simple, consigue hacerse interesante por mucho que juegue con tan pocos elementos. El problema llega por dos partes a la vez. De entrada, el control es horrible. Movernos, agacharnos e interactuar con los objetos puede resultar realmente frustrante desde el tutorial peor diseñado que recordamos en años. Solamente nuestro empeño personal y la leve sensación de que mejoramos conforme pasamos tiempo con las gafas de VR puestas nos animará a seguir. Mejorar supondrá andar y pararnos para girar casi como si fuese el manejo de las primeras entregas de Resident Evil. Lo de agacharnos lo dejamos para los expertos en la materia. La otra gran pega, es que su apartado gráfico no está a la altura. La resolución de las texturas parece de PlayStation 2 y los modelados resultan pobres. Enamorarse de Alice, nuestra waifu en este juego, requerirá de acabar con todas las bebidas de nuestra casa. Los enormes y continuos tiempos de carga casi se agradecen en algunos momentos.

Por lo dicho anteriormente, casi diríamos que estamos ante un despropósito. Y la verdad es que remarcamos ese "casi". Las posibilidades se agradecen, la historia sin ser ninguna maravilla pica para progresar y nos queda la sensación de que estamos ante un juego que no se basa en minijuegos o partidas cortas. Con un apartado más llamativo y un control depurado (o bien implementado con el DualShock 4) hablaríamos de la primera gran aventura de la realidad virtual, pero la realidad es que se queda más cerca de ser una experiencia curiosa que en un videojuego satisfactorio. Esperemos que tomen nota de todo esto para el segundo capítulo, porque la trama y la ambientación sí que merecen la pena.
La cantidad cosas con las que interactuar. La trama engancha.
El apartado gráfico no impresiona. El control es horrible.
En cuanto nos sobreponemos al control, encontramos una historia interesante y una aventura que engancha.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, Rodri.
×